H O J A I N F O R M A T I V A

 

RESPUESTA DE LA COMISIÓN DE LA UE AL EURODIPUTADO CARLOS CARNERO SOBRE LAS RELACIONES CON GUINEA. El diecisiete de marzo pasado el eurodiputado Carlos Carnero (PSE) presentaba ante la Comisión de la UE la PREGUNTA siguiente:

"La agencia de noticias France Presse informaba en un despacho del pasado 11 de febrero del encuentro mantenido en Malabo el día 10 de ese mes entre el Presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, y Friedich Nagel, delegado de la Comisión Europea con residencia en Yaoundé (Camerún).

De acuerdo con ese teletipo, el Sr. Nagel declaró a la radio que el objeto de su visita era entregar al Sr. Obiang una "carta oficial de notificación de la "VIII Cumbre para el progreso y el desarrollo en Guinea Ecuatorial". La fecha y lugar de la misma no fueron notificadas públicamente.

Como han señalado numerosas ONG, entre las que cabe citar a la española ASODEGUE y la internacional Médicos Sin Fronteras, la situación en Guinea Ecuatorial se deteriora por momentos, hasta el punto de que la segunda de las asociaciones citadas ha tenido que abandonar el trabajo humanitario que llevaba a cabo sobre el terreno.

Ese deterioro se refiere al mantenimiento de una situación general caracterizada por la ausencia de democracia y respeto a los derechos humanos y por una pobreza generalizada de la población que contrata con la acelerada explotación de los recursos naturales del país.

La responsabilidad de ese lamentable cuadro recae obviamente sobre el régimen del Sr. Obiang, que ha incumplido sistemáticamente todas sus promesas de avanzar hacia un Estado de Derecho.

En esta situación, crea justificada inquietud la misión llevada a cabo por el Sr. Nagel pues da la impresión de que la Comisión Europea pretende reanudar la cooperación con Guinea a pesar del inmovilismo de la dictadura que gobierno el país.

Teniendo en cuanta lo dicho,

¿Puede la Comisión especificar con detalle el contenido de la visita a Malabo del Sr. Nagel?

¿Qué evaluación merece la ausencia de pasos hacia la democracia en Guinea?

¿Piensa aplicar el concepto de condicionalidad democrática a cualquier reanudación de la cooperación con ese país?

¿En qué consiste la referida "VIII Cumbre para el progreso y el desarrollo en Guinea Ecuatorial?"

 

Con fecha 18 de abril la Comisión (el señor Nielson en nombre de la Comisión) ha hecho pública la RESPUESTA siguiente que nos llegó en la tarde de ayer:

"Las informaciones que se han publicado sobre las relaciones de la Comisión con Guinea Ecuatorial no son exactas.

La Comisión no tiene noticias de una supuesta "Octava Cumbre para el progreso y el desarrollo en Guinea Ecuatorial". No obstante, es cierto que el Jefe de Delegación de la Comisión en Guinea Ecuatorial se entrevistó el 11 de febrero de 2000 con el Presidente Obiang. Este encuentro tenía un doble objetivo: por una parte, entregarle la carta en la que se le notificaba el importe con cargo al octavo Fondo Europeo de Desarrollo (FED) asignado a Guinea Ecuatorial y, por otra, comunicarle la próxima llegada de una misión comunitaria a este país para analizar la situación en materia de derechos humanos.

Las relaciones entre la Comunidad y Guinea Ecuatorial se han visto muy afectadas estos últimos años por las dificultades a las que se enfrenta el proceso de democratización y el respeto a los derechos humanos. La Comisión y los Estados miembros representados en Guinea Ecuatorial mantienen un diálogo político intenso con el Gobierno para hacer avanzar el proceso de democratización.

Sin embargo, Guinea Ecuatorial es un país donde la cooperación comunitaria puede desempeñar un papel importante a la hora de ayudar a los más pobres.

De esta forma, la Comisión financia un proyecto de traída de agua potable y saneamiento de la ciudad de Malabo, y está previsto financiar un proyecto similar para Bata. Los dos proyectos contribuirán de manera significativa a mejorar las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la población ecuatoguineana.

Por otra parte, la Comisión tiene previsto enviar próximamente a Guinea Ecuatorial una misión compuesta por tres expertos independientes con el fin de elaborar un plan de acción en materia de democratización, derechos humanos, lucha contra la pobreza y desarrollo de la sociedad civil.

La Comisión sigue muy de cerca la situación de este país, tanto por medio de su delegación en Malabo como a través de frecuentes contactos con los Estados miembros y los otros donantes internacionales.

La comisión ha actuado y seguirá actuando con la máxima prudencia en sus relaciones con este país, a fin de contribuir a la construcción de un Estado de derecho y al avance del progreso de democratización, temas que seguirán siendo prioritarios en el debate con las autoridades de Guinea Ecuatorial".

Los proyectos de llevada de aguas a Malabo y a Bata son desde hace años una necesidad urgente para ambas poblaciones. La situación actual, en la que se mezclan con frecuencia las agua fecales con las de consumo humano, acarrean enfermedades endémicas y muertes. El gobierno guineano, que cuenta con recursos más que suficientes para solucionar el problema, está empeñado en trasladar su solución a la comunidad internacional.

El que sea la UE quien finalmente corra con los gastos, es un dato más que reafirma la voluntaria incapacidad del actual Estado guineano para contribuir a solucionar, o mitigar, los problemas básicos de los ciudadanos de Guinea Ecuatorial.

Nos parece importante solicitar de la UE la máxima transparencia para todas las fases de elaboración de la iniciativa democratizadora que plantea para Guinea. Llamamos a todas las organizaciones sociales, ONGs y partidos interesados en Guinea Ecuatorial a seguir puntualmente este proceso.

4 de mayo 2000

(Asociación de Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial, ASODEGUE)