ESPAÑA EXPLICADA A LOS GUINEANOS

 

 

Después de décadas de literatura colonial, en la que sesudos estudiosos publicabas sus conclusiones sobre temas tan científicamente estudiados como "la inferioridad mental del negro", "las costumbres sexuales del pueblo guineano" o "las causas de la pereza del hombre africano", me permitirán que igual que aquella gente explicaba al europeo medio como éramos "los negros" del Africa negra, yo les explique a los guineanos como es la sociedad española actual..

 

Rasgos de los españoles actuales:

 

En primer lugar, la sociedad española ha decidido no tener hijos. Desafiando el propio instinto de supervivencia de la raza humana, el número de hijos por mujer no llega a dos, con lo que no se cubre el relevo generacional. La elevada esperanza de vida hace que en la actualidad, la llamada pirámide de población sea un rombo con tendencia a ser un cono invertido.

La edad media para el primer hijo es de ¡30 años!

Según un estudio publicado por el National Geographic, España va a ser el único país del mundo que va a perder población de aquí al 2015.

Una vivienda para una familia pequeña, como son las españolas, que son un departamento en un edificio de muchas alturas y muchas viviendas por planta, en las afueras de una gran ciudad, puede costar unos 20 millones de pesetas, solo comprar la vivienda, lo que a pesar de los sueldos en España, significa que una persona con estudios tiene que trabajar unos 7 años sin comer ni vestirse ni comprarse nada para poder pagarla, lo que al final se traduce en 25 años de pagos.

Hay un movimiento migratorio interior tan alto, que cientos de poblaciones con siglos de antigüedad desaparecen cada año. En un último intento, las poblaciones regalan casas y tierras a las familias que quieran ir a vivir allí.

El estado no tiene que buscar dinero para abrir más escuelas. Las escuelas se cierran por falta de niños.

 

En España hay más médicos que auxiliares. Los médicos después de tantos años de estudios no encuentran trabajo, mientras que los auxiliares vienen de otros países porque no hay.

 

La gastronomía es una de las mayores virtudes de España. La comida es barata en términos relativos, la calidad altísima y la cocina excelente. Los que conocemos España, sabemos de la delicia de recorrer los bares de las ciudades y pueblos del interior y de todo el territorio en general, donde hacen las maravillosas tapas (raciones de comidas variadas). Hay todo tipo de cosas increíbles para comer. Pues los jóvenes, cuando salen de casa y comen fuera cambian un bocadillo de jamón con aceite de oliva, tomate y un vinito de esos maravillosos ¡POR UNA HAMBURQUESA CON COCACOLA! Una hamburguesa, o una salchicha muy bien envuelta en cartones y con salsas para enmascarar el sabor, hecha de sabe dios lo qué, con grasas saturadas y aditivos químicos cuyos efectos en el organismo humano aun no están estudiados. Los precios son casi iguales, y sin embargo muchos bares típicos con una cocinera maravillosa están vacíos mientras los "burguer" se abarrotan. Además, en los bares se habla y hasta se juega con cartas, mientras en los otros, se engulle la comida rápidamente para dejar paso a otros comensales. Y hay que limpiarlo uno todo y dejar la mesa.

 

¿Y qué hacen los jóvenes para divertirse?

 

Salen por las noches en especial la del sábado. Sus padres les dan mucho dinero. El principal entretenimiento es ir a una tienda y comprar botellas de alcohol fuerte. Luego beben en grupos en un parque hasta que caen rendidos y muchas veces se vuelven violentos. Todos hemos bebido, pero no lo hacen por disfrutar de esa alegría y tontera que da el beber en una fiesta, y que hasta te ayuda a ser más valiente con las chicas. Lo hacen de manera brutal y buscando premeditadamente la intoxicación etílica.

También está presente la droga, las pastillas alucinógenas y no hay alternativas a pasar una noche dando tumbos y conduciendo peligrosamente hasta la mañana.

Muchísimos jóvenes mueren por las noches atropellados o en accidentes por beber demasiado y hasta en peleas. Los accidentes de automóvil son la primera causa de muerte de los jóvenes.

Una noche de estas resulta muy cara, y son tan necios que no se les ocurre pensar que ya que todos tienen coche, lo bonito que es viajar los fines de semana a sitios de monte y naturaleza y pasear con los amigos o con la novia. Hay casas en el campo que alquilan habitaciones por menos precio que una de estas juergas que quebrantan la salud.

Se supone que los jóvenes europeos son muy listos porque tienen colegios y les sobra dinero para comprarse condones, pero todos los años hay miles de chicas que se quedan embarazadas sin quererlo.

 

En muchas regiones de España, se obstinan en abandonar su castellano universal por lenguas regionales de alcance limitado. Yo estoy absolutamente a favor de mantener las lenguas locales. En Guinea, la lengua bubi apenas la hablan unas 20.000 personas y corre riesgo de desaparecer porque no la hablan los jóvenes y está proscrita para el gobierno. Se debería enseñar en las escuelas para que se mantuviera y se hablara en familia o entre los del pueblo. Lo mismo con el fang y otras lenguas. Pero pese al incuestionable interés de mantener las lenguas Fang y Bubi, imagínense la desgracia de que un gobernante declarara el fang como lengua oficial de Guinea en detrimento del español. Guinea Ecuatorial avanzaría hacia su marginación en todos los ámbitos a pasos agigantados y fomentaría la segregación de las distintas comunidades. Pues eso es lo que ocurre en España, donde el español es desplazado totalmente en la enseñanza y en la administración. La lengua española avanza en el mundo y retrocede en España. Y no por una cuestión cultural, sino política de unos señores que le interesa.

(continuará)