GUINEA ECUATORIAL

TERRITORIO CONTINENTAL

 

 

Situación y Extensión: Esta provincia es la antigua de Rio Muni de los españoles. Comprende la Guinea continental y las islas de Corisco, Elobey Grande y Elobey Chico. La superficie total es de 26.017 km2, de los que 26.000 corresponden a la porción continental y el resto a la insular. Radica en el seno profundo del golfo de Guinea y tiene una forma rectangular casi perfecta.

Limita por el norte con la República de Camerún en 170 kilómetros, por el este con la República de Gabón en 110 kilómetros, y por el sur, también con la República de Gabón en 190 kmts y por el oeste con el Golfo de Guinea. Está por tanto, rodeada de antiguas colonias francesas, sus límites son políticos y no naturales y ello favorece las pretensiones integracionistas de Francia.

Aspecto físico del territorio: El país es generalmente quebrado, aunque hay en el interior llanuras, mesetas, valles y vegas adecuados para la agricultura.

Dos series de montañas cruzan el suelo de NE a S, paralelas a la costa, destacando las Siete Montañas, el monte Mitra (1.200 mts), el monte Chime (1.200 mts), Piedra de Nzás (1.200 mts), el monte de Bata (600 mts), el Agudo (800 mts), el macizo de M'Bombuayoku (700 mts), la sierra Paluviole y la mal llamada Sierra de Cristal, que es en realidad el comienzo de la extensa meseta africana.

La costa: Tiene una longitud de 150 kilómetros, es en general baja, arenosa y pantanosa, pero en algunos parajes hay acantilados y peligrosos bajíos. De navegación difícil y de mucha bruma que oculta la tierra, con un solo puerto seguro, el de Muni, pues la rada de Bata está abierta enteramente y es de escaso fondo.

Entre los salientes se encuentran los cabos de Calatrava, San Juan y Punta Negra.

El clima: Es ecuatorial, como corresponde a su latitud. La temperatura tiene muy reducidas oscilaciones, pero acusadas diferencias entre el día y la noche. La temperatura se mantiene entre los 28 y 30, y llega a bajar en raras ocasiones a 20. El calor es uniforme y constante, y la sensación de bochorno se acrecienta con el alto nivel de humedad, lo que hace sentir a los europeos, la sensación de que se hayan en un invernadero.

Las lluvias se distribuyen en dos máximas en el momento equinoccial de primavera y otoño, cuando el sol pasa por el cenit, y en dos mínimas de solsticios, pero tampoco son secos.

La gran estación de lluvias es de últimos de febrero a fines de mayo, y equivale al verano, pues es más bueno su clima. Sigue la gran estación seca hasta finales de diciembre, entonces los rayos solares quedan velados por nubes perennes, es raro ver el sol en varios días seguidos, y una bruma envuelve las lejanías desvanecidas; hay brisas frescas y agradables. Desde finales de septiembre a mediados de diciembre se produce la pequeña estación de lluvias, y desde el 15 del último mes, hasta fines de febrero la pequeña estación seca, en la que se producen algunos chaparrones. En resumen, las lluvias pasan en el año de 1.800 mm, y las estaciones están invertidas con respecto a las de Bioco.

Hidrografía: Sus rios principales nacen fuera del territorio, son caudalosos y por la disposición de las montañas paralelas a la costa, como ya indicamos, tienden a formar cascadas que interrumpen la navegación. En sus tramos finales o costeros se hacen navegables de 15 a 20 kilómetros y las aguas se remansan. De norte a sur, nos encontramos El Campo, que sirve de frontera en su curso inferior y forma tres islotes fluviales: el Elkuko, que desagua por Bata, el Benito o Volo, que es navegable en sus primeros 20 kilómetros por embarcaciones de un cierto calado, hasta las cataratas de Usendze, y pasada esta, vuelve a ser navegable para barcos menores. El pequeño Aye también es remontado en algunos kilómetros, y el Muni, que más que un río, es un brazo de mar que se interna bastante y forma un estuario en el que desaguan los ríos Utamboni, Bañe, Utongo y Congue.

Vegetación y Cultivos: Hay densas selvas ecuatoriales que ocupan la mayor parte del territorio, con multitud de árboles madereros, caobos, cedros colosales, ébanos, palo-hierro, palmeras de nipa, tekas, ukolas, y okumes, cuyas alturas pueden ser de 40 a 60 metros, y cuya madera es muy apreciada por ser similar a la caoba. También hay producción de caucho, cola, goma y aceite. En los terrenos bajos, pantanosos y arenosos, cercanos a la costa, se dan los principales cultivos tropicales: Yuca, batata, plátano, cocoteros, caña de azúcar, piña, clavo, canela, nuez moscada, quina y ricino. Desde 1.927 hubo grandes plantaciones de cacao que producían varios miles de toneladas hasta los abandonos durante la dictadura de Macías.

Fauna: Es tan rica como variada: elefantes, hipopótamos, rinocerontes, gálagos, gorilas, chimpancés, y una gran variedad de monos, solo superada en el mundo por la propia isla de Bioko, así como leopardos, hienas, búfalos, cabras, ovejas, gacelas y muchas otras especies más. De entre los reptiles, hay varias clases de tortugas, cocodrilos, lagartos y muchas especies de ofidios, muchas de ellas venenosas. El mundo de los invertebrados es casi infinito, y en las aguas costeras, podemos encontrar ballenas, tiburones, delfines, congrios, lubinas, calamares, sardinas y muchos más. También las aves están representadas con una amplia variedad y cantidad de especies.

Comunicaciones: Las principales carreteras son: De Bata a Micomeseng (140 kms), de Bata a Rio Benito (50 kms) y las carreteras a Kogo (25 kms) y a Eybibiying (75 kms), existiendo una red de carreteras de enlace entre unas y otras de menor categoría. En general, las carreteras, que son todas de la época española, se hayan en bastante mal estado y las medias de velocidades en los desplazamientos, es muy baja.

Núcleos Urbanos: Las principales localidades con sus poblaciones aproximadas son: Bata (45.000 h), Rio Benito (30.000 h), Eybebiying (38.000 h), Micomeseng (21.800 h), Sevilla de Niefang (22.000 h), Valladolid de los Bimbiles (12.000 h) y Evinayong (18.000 h) que goza de una climatología bastante más suave que Bata, por lo que fue en principio considerada para capital.

Volver a inicio