(publicado en El País)

100 diamantes, 'perdidos' entre Madrid y Malabo

L. F. D., Madrid


La desaparición de objetos de valor en la zona de tránsito del aeropuerto de Barajas (Madrid) es frecuente, según denuncian los trabajadores de Prosegur encargados de estas labores. "Las personas que custodian los valores carecen de la habilitación y de la formación necesaria para la labor de vigilancia en una zona por la que pasan al día miles de objetos y de personas", explica Cruz Jiménez, presidente del comité de empresa de Prosegur Compañía de Seguridad. Este verano salieron de Madrid con destino a Malabo (
Guinea Ecuatorial) cien diamantes procedentes de Zúrich (Suiza). En el aeropuerto de Guinea se descubrió que la preciada mercancía había sido robada, según la Guardia Civil de Barajas. "En este caso creemos que el robo de los diamantes se produjo en Guinea", dijo ayer un mando del instituto armado.

El comité de empresa de Prosegur denunció ante la Delegación del Gobierno que los trabajadores de Servimax no sólo se encargan de custodiar las armas, sino que también vigilan a los inmigrantes que se encuentran en la zona de tránsito. "Pertenecen a empresas de servicio y no a empresas de seguridad", aseguró Cruz Jiménez. "Estas desapariciones suponen al final un fraude a las aseguradoras y los usuarios, que creen que la custodia de sus bienes están en manos de personal de seguridad", concluyó Jiménez.