Sobre conflicto étnico....

Estimados amigos:

 Como llevo bastante sin intervenir, ya no me siento capaz de responder a todas las cuestiones que se han suscitado, así que me permitiréis que opine sobre temas concretos.

 Yo creo que no existe ningún conflicto ni étnico, ni racial en Guinea Ecuatorial, salvo el que quieran ver los líderes más exaltados de las distintas comunidades, sea por buena o mala fé.. Si  existe un conflicto cultural.

El problema de Guinea es la sucesión de dos dictaduras por parte de un clan desde hace casi 32 años. El hecho de que los miembros de ese clan sean de una determinada étnia es circunstancial. Son fang como podrían haber sido fernandinos, y su poder, se basa en una serie de fortalezas y debilidades de sus enemigos, que no tienen que ver con la pertenencia a la etnia bubi.

Ocurre, que por parte del clan gobernante, se da una persecución cultural hacia todo lo que sea propio de las otras étnias ya que el régimen tiende a considerar a todo lo bubi, annobes, etc como sospechoso de subversivo. Lo hace, porque todos los dictadores tienen un porcentaje de paranoia y por tanto, tienden a confiar solo en lo que les es más conocido o afín.

Estos años de dictaduras del clan, han creado en los líderes de algunas comunidades étnicas, una relación errada de que fang es opresión. Por eso cuando Fernando Abaga pregunta el cuando debatir los temas étnicos pensando en una nueva Guinea, no es fácil responder. Es debate es necesario y no se debe posponer, pero la situación es demasiado crispada como para que haya creatividad entre determinadas partes para buscar soluciones inteligentes.

El “independentismo” bubi, nace de las dictaduras de los Macías-Obiang, no de los sobornos de última hora que algún político español haya manejado sin grandes dotes de estrategia para poder salvar los muebles.

Está en manos de esa mayoría fang silenciosa, que padece la dictadura tanto como el que más, demostrar a las distintas  minorías el respeto que tienen por las diferencias culturales de otros pueblos, y de la desvinculación de fang con dictadura. Es el aparato de la dictadura, una minoría, quien somete al pueblo, no “los fang”.

Un estado bubi no es posible. A parte de consideraciones de seguridad, políticas o económicas, los bubis no son siquiera mayoría en la isla, y por tanto volverían a ver fustradas en poco tiempo sus expectativas de una isla hegemónicamente bubi. De ahí a la radicalidad , a la democracia con “demasiadas correcciones” y al modelo chipriota hay un paso.

Es mucho más inteligente pensar en fórmulas de estado que reconozcan la diversidad étnica y fomenten la conservación de la cultura y de la lengua propia de los distintos pueblos. Este es el modelo español y como en este caso, contamos con un idioma común.

La lengua común es fundamental para evitar modelos como el belga o el canadiense de comunidades que viven a espaldas unos de otros.

 Siempre es más inteligente unir bien que separar, y sino, tenemos como ejemplo un caso que a los mayores nos puede parecer inaudito, y que es la unión política de gran parte de mas naciones más antiguas y otrora enemigas de la tierra (Alemania, Francia, España, Italia, etc...) Si ellos han podido, es que puede hacerlo cualquier nación si hay voluntad. Sería grotesco que Guinea, uno de los países más irrelevantes del mundo por su superficie y población, pensara en más divisiones. 

Las correcciones en la democracia, se aplican en todos los países democráticos, así que Guinea no tiene porque se una excepción. El corrector más extendido es la propia ley de Hont (se llama así?), que favorece a los grupos mayoritarios. El otro es el hecho de que en los distintos distritos electorales, que en España creo que son las provincias, el número de representantes por habitante es muy variable y favorece a las provincias de menos población.

Los factores de corrección son instrumentos útiles si están bien consensuados.

Por cierto, no se quien lo dijo, pero Catalanes y vascos ¿Son etnias  distintas?

Seguiremos debatiendo

Patricio