LAS HIJAS DEL SOL         


Pulsa la dedicatoria       

(web fundada en 1999)

                Son la imagen más internacional de la música guineana. Dos jóvenes bubis de la isla de Bioko, que ya han grabado dos discos y que son conocidas en toda España. Piruchi Apo Botupá y Paloma Loribó. Su carrera se lanzó en 1.992 cuando obtuvieron un premio a la mejor música tradicional guineana, y con ello un pasaporte al festival de la OTI. A partir de ahí, enseguida hicieron una gira por toda España. Su música mezcla elementos tradicionales con mensajes actuales contra el Sida o la marginación que sufren los africanos en Europa. Sus grandes voces y la perfecta compenetración de ambas, hace que resulten igual cantando "a capela" que con instrumentación.

                Un mérito adicional es que la practica totalidad de sus canciones son en lengua bubi, la casi perdida lengua originaria de la isla de Bioko. Una lengua castigada, tanto por la educación exclusiva en español, como por las autoridades de Malabo después de la independencia, que siempre han visto un enemigo en cada miembro de esta etnia, absolutamente minoritaria dentro de Guinea Ecuatorial.

-----------------------------------------------------------------

ULTIMAS NOTICIAS: febrero de 2003 PRESENTADO SU QUINTO DISCO: LOS COLORES DEL AMOR

- SU CUARTO DISCO Pasaporte Mundial: Pulsa este texto o las fotos.

Las navidades de Las Hijas del Sol: Publicado en El Pais Semanal Diciembre 2.001

 


Las Hijas del Sol regresan al mercado con "Pasaporte mundial" (Zomba), bajo el propósito de confirmar el boca a boca y curar con sus cantos rituales a quien se ponga por delante. La energía bubi se traduce esta vez, caso inédito en la historia de la world music, al español. Y sin descargar ni un ápice de la energía que Piruchi y Paloma (tía y sobrina) crean con sus 'elegidas' cuerdas vocales.

Desde que se afincaran en Madrid, vía Guinea / vía Expo 92, y las apadrinara el músico hispano-francés más clandestino, Manu Chao, este dúo ha popularizado la capela. Pronto, parece ahora con la engañosa perspectiva que dan los años, consiguieron su primer contrato discográfico y editaron sus tres primeras plegarias en bubi ("Sibèba", "Kottò" y "Kchaba"), idioma autóctono de Guinea que convive con la co-oficialidad del colonial español.

Y, gracias a la bienvenida que reciben, de grandes minorías, estas interpretaciones de 'nueva' música, inversamente proporcional al portazo que reciben la mayoría de sus intérpretes, sus grabaciones comparten stands de Londres, Nueva York o París con los Kuti y demás ancestrales pero 'novedosos' músicos.

Las Hijas del Sol han participado en discos y giras con un plantel de estrellas de primera fila: Rita Marley, Joao Afonso, Mestisay o Mano Negra, entre otros. Incluso han debutado en el cine de la mano de Ramón Parra en "Pecata Minuta". Y recibieron el año pasado el Premio Villa de Madrid de Música Popular.

Pero su popularidad no se ha correspondido nunca con sus ventas, cosa que puede que solucione "Pasaporte mundial". El germen de esta apuesta nació hace dos años, cuando conocieron a Gonzalo Benavides, productor de reconocido éxito de ventas con grupos como Ella Balia Sola, Javier Álvarez, Guaraná o Miranda Warning.

Con él han explorado todas las posibilidades de inmiscuir al español en las cadencias bubis. Y han rechazado los temas ajenos para centrarse y rescribir una y mil veces los más nimios detalles de las letras, bien cantadas hasta la extenuación hasta que lograron una adecuada inteligibilidad.

Pasaporte mundial debe ser una consagración, el álbum que abra las claquetas de las radios y, de paso, los discos duros del latente racismo que vive el país de residencia de Las Hijas del Sol. La canción que titula su cuarta obra escarba claramente en un 'infinito Sengen': "Para vivir necesitas un Pasaporte Mundial, y para nosotras, ese pasaporte es el valor que se necesita para enfrentarse a todos los problemas. No hay que tener miedo a nada, porque si no acabaremos todos convertidos en pequeños caracoles andantes".


HIJAS DEL SOL

Ajo je: Erase una vez dos hermanas que sólo sabían hablar la lengua de los pájaros. Su padre les había dicho:

"No quiero enseñaros el lenguaje de los seres humanos porque es demasiado sencillo y no sirve para decir la verdad. La más perfecta de las lenguas de estos ignorantes tiene sólo seis tonos distintos y únicamente la hablan unos cuantos ancianos que viven en el interior de la selva sin saber todavía que hace siglos que han muerto.» Dicho esto, se vistió su armadura de oro y montó en su carro de fuego. Iba a visitar, como todos los días, a Rupé y eso le ponía nervioso: últimamente siempre le encontraba de mal humor por causa de unas antenas de TV que habían colocado los españoles en el tejado de su casa (allá en lo alto del pico que ahora llaman de Santa Isabel) y el ruido de las ondas entrando y saliendo y rebotando por todas partes no le dejaba pensar con tranquilidad: Así va el Mundo! Ellas aprovecharon para ir a hurtadillas a visitar a su tataratataratatarabuelo, un protobantá de los primeros que llegaron a la isla allá por el año 300 a J.C. Le encontraron a la puerta de su choza reparando el viejo cayuco con el que trajo a su mujer y a su primer hijo a la isla. Bololó, le dijeron, venimos a que nos enseñes el lenguaje de los seres humanos.» El anciano las miraba con cara de estupefacción: "Estáis chaladas, eso es muy complicado, además, las cosas han cambiado mucho desde que yo tenía vuestra edad. Cada vez hay más lenguajes y en el tiempo que tardaríais en aprenderlos todos nacerían muchos más y la gente habría olvidado los que ahora se hablan.» Al final decidieron que les enseñara el español. De esta forma podrían ir a cantar al Festival de la O.T.I. y, como saldrían por la tele, tal vez se le pasara el mal humor a Rupé, incluso, ¿quién sabe?, a lo mejor acababa gustándole la idea de tener una antena. En eso estaban cuando llegó su abuela, hecha una fiera. ¿Así que eso es lo que estás haciendo? Fu vez de ir a pescar algo para la cena, pasas el tiempo dándoles mala cabeza a las niñas. ¿Dónde vamos a ir a parar? Ahora que saben idiomas aprenderán también a mentir.» Y para que esto no ocurriera se las llevó corriendo a Ureca, con el fin de que por lo menos aprendieran el lenguaje de los espíritus y siempre pudieran oir buenos consejos. Siatta kolo kolo ha, kolo.

Su primer disco es Sibèba, editado en 1.995 por la discográfica Nubenegra, especialmente orientada hacia la música africana y se lo han dedicado las personas que les han ayudado a salir adelante en su proyecto.

 

Se trata de música con una fuerte personalidad dada por el origen en el que se inspiran las letras y los ritmos: La mitología y la cultura bubi.

¿Quieres oir algunas canciones de este disco o comprarlo? PULSA AQUI

 

1.

 1. Sibeba 4:07
Real Audio | Windows Media

02.

2. A Batyo Bo Loko  3:44
Real Audio | Windows Media

03.

3. A Ba'ele 5:30
Real Audio | Windows Media

04.

4. E Hatta A Beta Apebba 5:40
Real Audio | Windows Media

05.

5. Boto'i 3:51
Real Audio | Windows Media

06.

6. Rea 3:33
Windows Media

07.

7. A Bola Be Itohi 2:45
Windows Media

08.

8. Ho Te Rae 2:35
Windows Media

09.

9. Sida 4:36
Windows Media

10.

10. Bilaba Bie Tyo 3:58
Windows Media

11.

11. O Wato Wa Bayela Nave Del Hombre 4:03
Windows Media

12.

12. Kokorioko 3:25
Windows Media

13.

13. Ipaso Pua
 3:20
Windows Media

14.

14. Ikope Ye Tollol 3:51
Windows Media

15.

15. Tirso De Molina 5:35
Windows Media

El segundo disco es de 1.997, y se llama Kottó y es ligeramente distinto del anterior. Algunas canciones son en español, especialmente la última del disco, que es una preciosidad llamada "El niño africano". Hay más acompañamiento por parte de instrumentos, más arreglos, e influencias de otras músicas caribeñas. Pero sigue siendo música la guineana y auténtica al 100% de Las Hijas del Sol. Es un disco dirigido hacia un público mayor. Se puede decir todo lo que se quiera del él, pero lo mejor es escucharlo.

 

1. Ri'OkoMusic
2. Spiolo
3. La DespedidaMusic
4. Obe'riMusic

5.
KottoMusic
6.
HoeaMusic
7.
KumbalaMusic
8. E RiweyMusic
9. Esa'riMusic
10. Oro NegroMusic
11. ExperienciaMusic
12. Toli KopeMusic
13. El Nino Africano - (bonus track)


¿Quieres oir las canciones de este disco o comprarlo? PULSA AQUÍ o en cada canción.

    El tercer disco es de  1.999 y resulta distinto de los anteriores. Para mi personalmente, me gusta menos porque es una música más comercial y no tiene la profundísima personalidad de los dos anteriores. Son canciones muy bien hechas, pero el listón estaba tan alto... De todas maneras, después de oír el disco varias veces con la conclusión anterior, me he sorprendido a mi mismo cantando sin darme cuenta algunas canciones del él. Las canciones son realmente pegadizas. Es sólo que no se aprovecha todo lo que se debiera ese toque racial particularísimo y ese cruce de voces extraordinarias que tienen las dos cuando cantan. Es sólo mi opinión.


Más comentarios

Básicamente, Las Hijas del Sol (de Guinea Ecuatorial) es un dúo de tia y sobrina con una voz celestial que decidieron unirse a un conjunto de músicos y productores españoles para producir la música pop más sensacional que haya salido de España o África en la última década. En los dos álbumes anteriores, Kotto (1996) y Sibeba (1998), el conjunto evolucionó un tipo de melodía que fusionaba el flamenco y otras formas tradicionales de la que fuera la "madre patria" de Guinea para crear con éxito un ritmo afropop moderno (cantado en español y en la lengua bioko) que permite destacar las extraordinarias voces de las hermanas.

"En esta última producción, titulada Kchaba, Las Hijas intentan destituir esta fórmula musical (exitosa pero conservadora) en favor de algo un poco más arriesgado. Dedicada al músico nigeriano Fela Kuti, pionero del afrobeat, Kchaba es algo así como una obra crucial, en la que las hermanas buscan incorporar el poderoso afrobeat de Fela a los ligeros ritmos del pop. Honestamente, este experimento no siempre funciona con éxito. Lo más que esta agrupación se aproxima al estruendoso retumbar de la música de Fela Kuti es en el tema "Grito libre". Es un buen tema, con suficientes acordes musicales bien conceptualizados como para robarle una sonrisa a los aficionados al afrobeat. Sin embargo, este álbum tiene más en común con la suavidad de las armonías neoafricanas del hijo de Fela, que con la música del maestro mismo.

Lo mejor de Las Hijas del Sol se aprecia cuando deciden ser fieles a su propio estilo, por lo que, afortunadamente, en esta producción, el talento musical de ambas se deja entrever con más frecuencia. Temas como "Sibollo" y "M-30" (una oda a una de las autopistas más importantes de Madrid, con un toque de Cibo Matto) son maravillosas muestras del género soukous y del estilo afropop con raíces en el highlife, mientras que "La princesa perdida", "Elo wi porieba" y "El viajero" incursionan en la fusión de los estilos dance europeo y el ibero-pop puro. Tal vez Las Hijas del Sol no sean una estrepitosa fuerza natural como lo fue Fela Kuti en su momento, pero este dúo resuena con un sonido propio.

Tom Pryor
Editor de Música Internacional de CDNOW


1. O BotyibiMusic
2. HueMusic
3. El ViajeroMusic
4. M-30Music
5. Grito LibreMusic
6. La Princesa Perdida
7. Sibollo
8. E Ria E Nta
9. La Piel
10. Eli Wi Porieba
11. Alale

Completa entrevista con motivo del lanzamiento del disco Kchaba (pulsa aquí)

Enlaces a otros artículos y comentarios sobre  los primeros tiempos de estas chicas:

Nubenegra: Hijas del Sol: Kottó

Nubenegra:Hijas del Sol:Sibeba

Comentario de prensa en El Mundo

Comentario a su último disco: Kchaba

Comentarios en la revista Gentes:


Por Joao Pintos

    Si alguna pega se le podría poner a la discográfica Nubenegra, es la dificultad para poder comprar sus discos en el caso de vivir en una ciudad donde no hay una tienda licenciada por ellos. Hasta ahora había que recurrir a alguna de las librerías virtuales en EEUU, de donde mandaban a precios bastante buenos los CD, con el inconveniente de letras traducidas al inglés y alguna diferencia más.

    En la actualidad ya es más fácil porque hay otras librerías virtuales en España como www.crisol.es, que las tienen en catálogo. Es una suerte.

    Tuve la ocasión de ver un recital de las Hijas del Sol en la ciudad de Santiago de Compostela durante las fiestas de La Ascensión el pasado día 3 de junio de 2000. Escribo esta crónica a petición de Patricio que no me perdona no haberles pedido autógrafos. 

    El día no era optimo ya que un domingo es menos favorable al ambiente nocturno. Siempre hay quien tiene que trabajar. El lugar en cambio resulto excelente, al igual que la climatología. La plaza del Toural, es una de las maravillosas plazas de la Compostela monumental, las paredes de los nobles edificios son de piedra, y las dimensiones, las justas,  como para que la plaza se llenara completamente creando una sensación de intimidad. Una cantidad importante de público -a pesar del error del lugar en el programa de las fiestas- que se componía principalmente de jóvenes en edad universitaria. Público de muy buena calidad, y además, participativo, educado y que disfrutó muchísimo con las canciones (Paloma hizo cantar trozos de canciones, enseñando a la gente frases en bubi, que todo el mundo coreó).

    Tanto Paloma como Piruchi llevaban sendos vestidos blancos, muy blancos y muy vistosos, y ellas estaban  muy guapas y encantadoras. A lo largo de la noche, fueron cantando canciones de sus tres discos en especial del último Kchaba, y desvelando los motivos que les habían inspirado a componerlas. Experiencias personales como un accidente de coche, la historia de los emigrantes que lo dejan todo para venir a Europa, o la dignidad de una mujer maltratada. 

    En fin, que es un espectáculo verlas y oírlas. Este recital en concreto, resultó un éxito completo y por tanto, desde aquí pido formalmente a la comisión de fiestas de Santiago o al concello o a quién corresponda, que por favor, las inviten para el año que viene.

    Alli estaremos y sí pediremos los autógrafos 13/06/2000


 

OTROS ARTISTAS GUINEANOS

Para poder comprar otros artistas aun menos conocidos de Guinea Ecuatorial, recomiendo visitar la sección de música de www.bisila.com

Volver a la web de Patricio